:Lucia ,Jesus MasanaAngelina: agutierrezmasero@ yahoo.es;Vincent Correcher ;vagarne

21 de septiembre de 2014

BALTASAR LOBO

                                         BALTASAR  LOBO (ESCULTOR ZAMORANO )
                                                                       


El 6 Octubre 1986 quedó archivado en el Ayuntamiento el siguiente artículo de Fernando Huici  :









  • Provincia Zamora

  • r La VIII Bienal Ciudad de Zamora, que ha elegido como eje de la presente edición la Escultura ibérica contemporánea, ha desplegado en diversos espacios de la ciudad castellana un espectacular y riguroso panorama en el que se reflejan los aspectos más vivos de la creación escultórica actual en nuestra península. Dentro de la bienal, que permanecerá abierta hasta el 20 de octubre, destaca la presencia de una muestra retrospectiva del gran escultor zamorano Baltasar Lobo.

    Esta octava edición de la Bienal Ciudad de Zamora, vino a resaltar, con un tema como el de la Escultura ibérica contemporánea, la evidente necesidad de un mayor acercamiento cultural entre Portugal y España. La bienal ofreció también una espléndida revisión de la obra de Baltasar Lobo y diversas instalaciones monumentales con las que artistas como Wolf Vostell, Arturo Lucas, Moro y Hernández Loeck realizaron intervenciones en distintos espacios públicos de la ciudad.La VIII bienal zamorana  obtuvo un brillante resultado. Si bien la tarea de preselección, distribuida a través de las 17 comunidades autónomas, con un comisario específico para cada una de ellas, reflejó ciertas descompensaciones (ya sean fruto de la disparidad de criterios o de una creatividad que no entiende de geografía política), el certamen consiguió dar una imagen suficientemente fiel del vigor de nuestra escultura actual, sobre todo en lo que respecta a las tendencias y generaciones de carácter más reciente. En este sentido, las ausencias significativas fueron muy escasas, y el nivel de las piezas que representan a cada artista, en general, muy alto. Un volumen de participación que superó ampliamente el centenar de escultores hace imposible mencionar aquí a cuantos han sido incluidos en la bienal Bastará, sin embargo, destacar un cierto número de nombres, que dará idea al aficionado del atractivo del certamen.
    En primer lugar, con un matiz más cercano al homenaje, figuras como las de Raba y, especialmente, Oteiza, y junto a ellos, artistas como Baltasar Lobo , Evaristo Belloti, Nacho Criado, Sinaga, Bordes, José Luis Sánchez, Frechilla, Sara Giménez, Mateos, Carr, Corberá, Plensa, Villelia, Susana Solano, Eva Lootz, Juan Muñoz, Schlosser, Ángeles Marco, Miquel Navarro, Leiro, Manolo Paz, Job, Anda, Garraza, Cristina Iglesias, Camin o los portugueses Carneiro, Croft y Carvalho.
    El planteamiento desarrollado por el equipo dirigido por José Luis Coomonte -a cuya propia condición de escultor cabe atribuir en buena parte el acertado criterio de este proyecto- abrió un camino cuyo nivel de rigor debiera tener continuidad. La adquisición por un jurado de especialistas de las piezas presentadas por Susana Solano, Cristina Iglesias, Fernando Sinaga, Adolfo Schlosser y José Pedro Croft, suponuso ya una importante aportación a los fondos del proyectado museo de arte contemporáneo de Zamora.

    Como veis ,una de las  figuras importantes de la bienal es,Baltasar Lobo

                                                       


                                                BALTASAR LOBO


    BIOGRAFÍA
    INICIO DEL ARTÍCULO
    "Maternidad", dibujo de Baltasar Lobo

    JUVENTUD MADUREZ Y EXILIO SU OBRA

    JUVENTUD

    Baltasar Lobo nace el 22 de febrero de 1910 en un pueblo de la provincia de Zamora llamado Cerecinos de Campos. Su familia, de origen campesino, induce al muchacho a instruirse en el oficio de su padre, Isaac Lobo ,dedicado a la carpintería que ,comprará una casa casi en ruinas, donde instaló un taller de carretería 
    Gustaba de leer en familia obras de autores clásicos como Zorrilla, Guimerá, Calderón, Tolstoy o  Dostoievsky. Realizando un gran esfuerzo económico, consiguió dar estudios a todos sus hijos, a los que inculcó afán de superación y espíritu de lucha.

    Baltasar ("Balta", como le llamaban familiarmente), aunque ayudaba en el negocio paterno, no le motivaba seguir la trayectoria profesional de su progenitor. Siendo niño manifiesta actitudes destacadas en el dibujo y la escultura, ingresando a la edad de doce años en la Escuela Cervantes de Benavente. Sus primeras obras personales las realizará en yeso y barro cocido (terracotas), sirviéndole amigos y familiares como modelos. Será en ella donde entra en contacto con los modelos griegos de las formas cicládicas que tanto habrán de influir en su obra. Su maestro recomienda que siga estudios en Valladolid, lo que consigue gracias a una beca e la Diputación Provincial de Zamora. En el año 1922 entrará como aprendiz en el taller de Ramón Núñez (Valladolid) donde trabaja tallando retablos y figuras en madera anónimas, que son expuestas en diferentes iglesias de la comarca. En 1923 entra en la Escuela de Artes y Oficios y asiste a las clases que se imparten en el Museo de Bellas de Valladolid, obteniendo un año después una beca para estudiar en la Academia de Bellas Artes de San Fernando de Madrid (1927), cuando contaba sólo con diecisiete años. Apenas permanece en ella unos meses, abandonándola por resultarle excesivamente academicista, perdiendo la beca. Para ganarse la vida comienza a trabajar en el estudio del poeta  Ángel Garzón que conoce en la escuela de modelado del Círculo de Bellas Artes.


    Figurilla cicládica protohistórica  "Cariátide", obra de Baltasar Lobo (1965-1966)  Escultura ibérica protohistorica
    1.- Escultura cicládica griega  2.- Escultura femenina de Baltasar Lobo  3.- Escultura ibérica
                                             
                                                JUVENTUD

    Como hiciera su padre, mientras trabaja para ganarse la vida asiste a clases nocturnas en la Escuela de Artes y Oficios de Madrid, donde colabora y participa en exposiciones colectivas con otros compañeros de clase. Parece ser que a partir del momento en que conoce a Madrigal y su libro "Arte y compromiso. España 1917-1936" cuando se posiciona abiertamente con las clases populares y marginales como mendigos y prostitutas. A los diez y seis años realiza en escayola su escultura "El esclavo" para la Diputación Provincial de Zamora, representando a una figura masculina en la acción de liberarse de sus ataduras. Este gusto por las formas clásicas se consolidará, pasado el tiempo, durante su viaje a Grecia en el año 1977, elaborando una serie de trabajos que agrupará bajo la denominación de "Los Centauros".




     Estudio sobre la escultura clásica "El Espinario" realizada en 1936  - "Espinario" . Museos Capitolinos de Roma
    1.- Dibujo en carboncillo sobre un estudio del "Espinario" conservado en los Museos Capitolinos de Roma
    2.- "Espinario" de época helanística  (Copia anónima del siglo XVII conservada en el Museo del Prado)


     Pasará algún tiempo dedicado a esculpir trabajos por encargo, principalmente para panteones funerarios y lápidas mortuorias. Su estancia en Madrid le pone en contacto con el arte de los íberos al visitar el Museo Arqueológico de la capital. El esquematismo y la pureza de formas le impresionaran profundamente, constituyéndose a partir de ese momento, en uno de los objetivos espirituales y simbólicos en su creatividad. Importante será también,  en el perfil artístico y estético del escultor, la relación que establecerá posteriormente con artistas como Picasso, Gargallo, Salvador Dalí y otros protagonistas del movimiento surrealista y existencialista de la época.

    Al estallar la sublevación militar su familia deja Zamora instalándose en Madrid, donde vivía el artista, con la idea de permanecer unidos en tiempos que se auguraban difíciles. Allí adquieren una casa en las afueras, donde una vez más, Isaac Lobo construye un taller para su hijo. Taller que tendrán volver a abandonar por la muerte del padre


    Baltasar Lobo en su taller. Oleo de Dayez. Fuente: "Solidario" nº18
    Baltasar Lobo en su taller, según un óleo de Dayez.
    Fuente: Revista "Solidario" n º. 13


                                       MADUREZ


    Cartel de propaganda de la Confederación Nacional del Trabajo (C.N.T.) y la Unión de Hermanos Proletarios (U.H.P.)

    Lobo participará abiertamente en la guerra civil alineado en las filas del Frente Popular republicano. En plena juventud formará parte del Comité de la Federación Ibérica de las Juventudes Libertarias (F.I.J.J.) surgida en Madrid en el año 1932 y que continuó activo  en París tras la caída de la Segunda República española. En todas sus creaciones de este momento deja constancia de su preocupación por la emancipación del campesinado en el que tenía insertas sus raíces familiares, colaborando en publicaciones como "Campo Libre " en la cual colaboraban sus hermanas y su compañera sentimental, Mercedes Camaposada Guillen.

    Visitación Lobo y su madrido,el militante anarquista  Gregorio Gallego
    Visitación Lobo y su marido Gregorio Gallego, hermana y cuñado de Baltasar Lobo.
     Fotografía realizada para la entrevista para la revista "Solidario" n º 13  (Octubre de 2007)


    Baltasar Lobo conoce a Mercedes Camaposada Guillen a la edad de veinte y tres años. Abogada y escritora. Nacida en Barcelona el 14 de agosto de 1901, fue hija de un zapatero autodidacta socialista. Comenzó a trabajar como montadora de películas cinematográficas y estuvo afiliada al Sindicato de Espectáculos Públicos de la Federación Catalana Viajó a Madrid para terminar sus estudios, teniendo como maestros al poeta Antonio Machado y José Castillejo.
      



    En este contexto de militancia y lucha, Baltasar Lobo pasó la primera parte de su vida. Al terminar la guerra, con la derrota del Frente Popular y la caída de la Segunda Republica, se ve obligado a exiliarse a Francia. Se instala en París donde fija su residencia gracias a la solidaridad de otros artistas españoles con mejor posición económica. Poco después, Mercedes se unirá a su destierro llevando consigo parte de la obra que había quedado en España. Instalados en el barrio de Montarnos, ocupa un taller que había pertenecido a otro célebre escultor: Naum Gabo (1939). Establece amistad con Henri Laurens y comienza a realizar una serie de exposiciones, siendo la primera en la Galerie Vendôme compartida con otros grandes del mundo de la cultura. Su primera exposición individual tiene lugar en Estocolmo (Galerie Blanche, 1941). Su primera gran obra de relieve internacional la realiza por encargo del arquitecto Carlos Raúl Villanueva para la Universidad Central de Venezuela (1951), con el título "Maternité". El vínculo con la nación venezolana se mantendrá a lo largo de toda su vida.


    Dibujo de Baltasar Lobo para el proyecto de una de sus maternidades

    Proyecto de Baltasar Lobo para una de sus maternidades


     La amistad con un periodista sueco que había conocido en Barcelona le permiten contactar con otros españoles que habían corrido la misma suerte, con los que establece lazos de solidaridad y de ayuda mutua. Se instala en Montparnase, barrio ocupado por artistas pobres, a diferencia de otros más adinerados como Pablo Picasso, que tendrá su residencia en la zona de los Campos Elíseos. 

    En Francia, Baltasar continúa trabajando como pintor y escultor. Para sobrevivir venden algunos dibujos que Mercedes había conseguido traer con ella desde España. Ante la situación económica que ambos compartían, deciden visitar a Picasso que, conocido por su solidaridad con las gentes del exilio, les ayudará a sobrellevar esos días en la capital francesa. En París, Lobo se presentará en el estudio del pintor malagueño llevando consigo una carpeta en la que contenía algunos de sus mejores dibujos. Pablo le anima a seguir adelante, infundiéndole ánimos que resultan decisivos en ese momento su carrera. Obtiene el permiso de residencia y gana algún dinero con el que pone un pequeño taller en una calle en la que también vivían Gabo y Henri Laurent. El encuentro con esta último en la Galería Zarvos (1939) fue también decisivo en la trayectoria artística de Baltasar Lobo. La amistad que inicia con Laurens, en cuyo taller trabajará durante algún tiempo, durará toda la vida y de é adoptará su gusto por las formas curvilíneas así como la concepción de las percepciones cubistas.

    Baltasar Lobo comtemplando uno de sus proyectos   El escultor junto a una de sus obras

    "Madre y niño" de Baltasar Lobo



    La fama de Baltasar empieza a tener connotaciones internacionales y a desvincularse del movimiento anarquista, incorporándose de manera más aséptica a las creaciones abstractas. Un viaje a la Unión Soviética le produce un fuerte desencanto que le alejará definitivamente de su relación con el socialismo comunista, con el que mantenía cierta relación por su contacto con otros intelectuales  españoles  Influido por el espíritu de fraternidad universalista contribuirá, junto a otros artistas franceses y españoles a la elaboración de un gran mural para el Hospital Psiquiátrico de Sainte Anne que acogía a la población marginal de París (1945). Durante los años cuarenta vinculará las formas populares a la esquematización de las figuras. De ese momento tenemos ejemplos como "Ídolo" (1941) y "Campesina" (1942), así  como diferentes estudios sobre el denudo femenino y las "maternidades". Aunque inicia un recorrido experimental con  piezas más abstractas, sigue bajo la influencia el mundo clásico como se demuestra en sus cabezas de toro con paralelismo en el Mediterráneo minóico centauros que nos sugieren un retorno a los sempiternos modelos griegos.


    "Centauro femenino" de Baltasar Lobo   Cabeza de toro, de Baltasar Lobo    Dibujo de una campesina. Baltasar Lobo


    Paris, Praga, Estocolmo,  Frankfurt,  Zürich, Luxemburgo, Bruselas,  Tokio,  Osaka, Caracas…La  obra de Baltasar Lobo recorrerá todas las galerías de las ciudades más importantes del mundo. A partir de los años setenta ya estará absolutamente consagrado en Europa  como artista imprescindible para comprender el arte contemporáneo. En los años ochenta empieza a exponer en su tierra, celebrando su primera exposición en Zamora (1984) y siendo homenajeado en la VIII Bienal que se celebra de esta ciudad (1986).

    Baltasar Lobo en su taller

    SU OBRA
    INICIO DEL ARTÍCULO
    Durante la década de los años cuarenta sus esculturas figurativas como "Ídolo" (1941), "Campesina" (1942) y sus alegorías a la maternidad empiezan tomar formas abstractas. Ninfas, centauros con torsos femeninos, tauromaquias y toda clase de formas le sirven para consolidad su propio estilo que en los años cincuenta se manifiesta perfectamente consolidado. La tosquedad de sus texturas  va perdiendo protagonismo en aras de una mayor abstracción, resultado de la influencia de Constantin Brancusin. Inicia una fase de investigación del desnudo femenino que refleja en estudios de maternidades y bañistas, ninfas y centauros. A partir de los años cincuenta ya ha elaborado un lenguaje propio con absoluto dominio de los volúmenes que trabaja en bronce y mármol con un depurado pulido en los que la refracción de la luz adquiere importancia. La monumentalidad de sus creaciones alcanzan su máxima expresión en las esculturas urbanas, principalmente en las conocidas como "A los españoles muertos por la Libertad" (Annecy, 1948) y   "El homenaje a León Felipe" (Zamora, 19839).

    Fotografía gentileza del Museo Baltasar Lobo y del Ayuntamiento de Zamora

    La mujer será un referente inequívoco del escultor- La representa en posiciones sedentes y reclinadas de gran serenidad, o bien con erguida majestuosidad y gesto orgulloso de su condición femenina. Es la mítica "Magna Mater", principio de las diosas femeninas de las religiones ancestrales y a la vez, la idealización de los primeros recuerdos de la infancia. Siendo un tema recurrente en los artistas tras la Segunda Guerra Mundial, Baltasar Lobo sabe darle una identidad propia con volúmenes de curvas sensuales, interpretadas por muchos especialistas en arte como una reacción al cubismo comunistoide picassiano. Las maternidades del escultor  emanan  alegría y naturalidad asociada a la libertad del vuelo de los pájaros. En algunas de sus creaciones es fácil identificar el pequeño cuerpo recién llegado al mundo con un ave cuyo vuelo es sostenido por los brazos de la madre.

                            MUSEO EN ZAMORA

                                              Inicialmente se encontraba ubicado en unas dependencias de Iglesia de San Esteban, en la actualidad se encuentra en la explanada del Castillo de Zamora. Aunque  un nuevo emplazamiento está por determinar
                                               
                     Al fondo ,la Iglesia de S.Esteban


    LA CASA DE LOS GIGANTES
    (actual Museo de Baltasar Lobo )









      

    Sus esculturas llevan igualmente implícitos sueños de melancolía por una madre que apenas pudo disfrutar, ya que quedó  huérfano siendo aún un niño. Tenía un sentido religioso de la escultura y entre sus proyecciones artísticas tenía como objetivo conseguir el efecto de ingravidez en el pesado mármol: "Siempre he soñado con una escultura de mármol que sea como un vuelo que se eleve desde el suelo, que se eleve desde el suelo para brillar en medio de la luz y nos haga olvidar la pesadez y la penalidad de la tierra".

    Hay tambien una sección de láminas de pintura:
              
                     MATERNIDAD (en tinta china )


                  MATERNIDAD (en tinta azul )
                                           MATERNIDAD 1938


                                 MADRE E HIJOS

                                       MATERNIDAD (tinta azul)


    Reconocido a nivel internacional antes que en su propio país, recibió toda suerte de galardones y premios, entre los que menciono:

    - PREMIO ANDRÉ SUSSE DE ESCULTURA. 1958
    - PREMIO JACQUES LENCHENER. 1974
    - PREMIO OFICIAL DE LAS ARTES Y LAS LETRAS DE FRANCIA.1981
    - PREMIO NACIONAL DE LAS ARTES  PLÁSTICAS DE ESPAÑA. 1984.
    - PREMIO DE CASTILLA Y LEÓN DE LAS ARTES.1985,
    - ORDEN ANDRÉS BELLO DEL GOBIERNO DE VENEZUELA.1989


     





    EL MUSEO se halla en un lugar privilegiado de la ciudad de Zamora,la zona antigüa,en la esplanada de la Catedral donde se hallan muchas de las esculturas del artista,                                                  
    EL RESTO DE SU OBRA ,SE HALLA DISEMINADA POR LUGARES EMBLEMÁTICOS DE LA CIUDAD (que a continuación os muestro)                  

                     
    MATERNIDAD

    Esta escultura se halla en el centro de la ciudad"la calle Sta Clara
    lugar de paseo y compras .Esta en la Placita frente al Palacio de los Momos(hoy de Justicia),el cual podeis contemplar   al fondo.



    HOMENAJE AL POETA ZAMORANO LEÓN FELIPE,
    EN EL PARQUE DE DICHO NOMBRE


    EN EL PARQUE DEL CASTILLO _FORTALEZA



    EN EL PARQUE DEL CASTILLO_FORTALEZA


    ABRAZO
    En el parque del Castillo -Fortaleza

    EN EL PARQUE DEL CASTILLO_FORTALEZA

    CASCADA DE LA SENDA DE LOS MONJES
    (en el interior del Castillo _Fortaleza)


    MANOS CRUZADAS 
    (Interior del Castillo _Fortaleza)



    HOMENAJE AL POETA LEÓN FELIPE 1983
    (En el parque León Felipe )

    ESTA ES PARTE DE LA OBRA DE BALTASAR LOBO EN ZAMORA

    OS VOY A MOSTRAR SU CASITA EN CERECINOS DE CAMPOS (lugar de nacimiento) HOY CONVERTIDA EN CASA RURAL 



    INTERIOR



    OBRA DE BALTASAR LOBO POR EL MUNDO:

    FRANCIA

    Torse centaurese

    Y EN MUCHAS OTRAS PARTES DEL MUNDO :NUEVA YORK,VENEZUELA ,ETC,ETC ,ASÏ COMO EN OTRAS MUCHAS CIUDADES ESPAÑOLAS ,COMO VALLADOLID,MADRID, CÓRDOBA,SEVILLA.......
    QUE SERÍA DIFICIL EXPONER POR LO NUMEROSA


    Baltasar Lobo murió en 1993 y fue enterrado en París en el Cementerio de Montparnasse




    No hay comentarios:

    Publicar un comentario